Los lentes recomendados para los anteojos de los niños son los de policarbonato ya que es un material mucho más resistente, además deben tener protección UV para bloquear los rayos nocivos del sol.

Antes de elegir la montura de las gafas para nuestro hijo, hay que tener en cuenta:

  • Que las monturas tengan el tamaño apropiado para la cara del niño. No debe sobrepasar la ceja ni dejar que se apoye en los pómulos ni dejar marcas en la sien.
  • Las varillas de la montura no deben ser muy grandes ni muy cortas cuando las adaptemos a la ojera.
  • Que el puente de la montura se apoye bien en la nariz ya que permitirá distribuir mejor el peso y no le dejará marcas en el rostro.
Estas son nuestras marcas